Cirugía Artroscópica de Rodilla

La Artroscopia de Rodilla, es un procedimiento mínimamente invasivo. Gracias a los avances tecnológicos, contamos con lentes de pequeñas dimensiones, conectados a monitores de alta resolución, por medio de los cuales podemos observar con detalle el interior de la articulación.  Se requieren solamente dos o tres incisiones de menos de 10 mm. A través de las cuales se introduce un lente, y elementos para realizar procedimientos intraarticulares, sin necesidad de hacer grandes incisiones.  Contamos con pinzas, elementos de afeitado de alta velocidad y elementos de remodelación térmica con radiofrecuencia de última tecnología.

La artroscopia de rodilla nos permite realizar procedimientos quirúrgicos por mínimas incisiones, para remodelación y sutura de meniscos, remodelación de lesiones del cartílago, reconstrucción de ligamentos, manejo de enfermedades sinoviales, manejo de procesos degenerativos de la articulación y otros procedimientos.

Realizar cirugía de rodilla por artroscopia tiene múltiples ventajas.  Podemos visualizar con mayor detalle estructuras intrarticulares, y de esta manera dar un manejo más adecuado.  Las pequeñas incisiones conllevan un menor trauma quirúrgico, por lo tanto la evolución postoperatoria en cuanto a dolor y recuperación de movilidad, es más rápida y mejor. Finalmente, la mayoría de procedimientos se hace en forma ambulatoria, con una deambulación precoz y procurando un rápido reintegro a las actividades diarias de los pacientes.