Lesión de los Meniscos

Generalmente se lesionan como consecuencia de giros o angulaciones forzadas de la rodilla, durante cualquier tipo de actividad, siendo mas frecuente la práctica deportiva.  En personas mayores se pueden lesionar con movimientos menos fuertes, como agacharse o girar súbitamente o bajar escalones.

¿Como se manifiesta una lesión meniscal?
Se presenta dolor súbito, luego de algún trauma o movimiento. El dolor puede pasar, pero se repite con algunos movimientos o actividades. Pueden producirse traquidos y bloqueo articular que es una sensación de que la rodilla no puede pasar de cierto movimiento. También se puede sentir que la rodilla se “desencaja”.

¿Como se tratan las lesiones de los meniscos?
Muchas de ellas necesitan un procedimiento quirúrgico mínimamente invasivo conocido como Cirugía Artroscópica de Rodilla

¿Que tipo de tratamientos se pueden realizar en los meniscos, por artroscopia?
La mayoría de las lesiones meniscales requieren una meniscoplastia, que es un remodelación muy conservadora, donde se reseca la lesión conservando la mayoría de la estructura anatómica del menisco, para conservar su función.

En algunas ocasiones las lesiones meniscales son reparables, y podemos realizar por cirugía artroscópica técnicas de sutura meniscal, de esta manera conservamos la mayor cantidad de tejido meniscal que es de vital importancia para la rodilla.

  • Lesión Meniscal: Ruptura del menisco, con perdida de continuidad del mismo, que ocasiona dolor y limitación funcional.
  • Remodelación Meniscal:
    La remodelación evita que la lesión aumente y permite que el menisco siga funcionando.
  • Lesión Meniscal Reparable: Menisco con gran ruptura, se encuentra “luxado” dentro de la rodilla.
  • Lesión Meniscal reducida en su sitio: El mismo menisco de la foto anterior reducido en su ubicación normal.
  • Lesión Meniscal Suturada: Puntos de sutura, colocados por vía artroscópica para su estabilización y cicatrización.