La Rodilla

Es una de las principales articulaciones del cuerpo humano, tiene una función primordial en el desplazamiento, la movilidad y la práctica de actividades deportivas. Tiene que soportar grandes cargas y también resistir giros y movimientos angulares y de traslación.  Está compuesta por una serie de estructuras, todas fundamentales para su funcionamiento y duración.  El daño o alteración de las estructuras internas de la rodilla puede ocasionar sintomas muy notorios, discapacidad y deterioro de la articulación, conduciéndola a la perdida completa de sus funciones, con dolor y limitación.

En la rodilla se lesionan con mayor frecuencia los ligamentos colaterales, los meniscos,  los ligamentos cruzados anterior y posterior y el cartílago articular.

Ligamentos Colaterales

Los Ligamentos colaterales son dos: el Ligamento Colateral Interno y el Ligamento Colateral Externo. Son estabilizadores de la rodilla, quiere decir  que controlan el desplazamiento medial y lateral entre el fémur y la tibia, para que este no sea excesivo y no ocasione daños o sintomas de inestabilidad.

Los Meniscos

son estructuras que se encuentran interpuestas estre el fémur y la tibia, tienen forma de “media luna”,  y sirven como “amortiguadores” de la rodilla. Son fundamentales para la duración de la articulación. Su consistencia es similar al cartilago, son muy resitentes, sin embargo su capacidad de amortiguación se pierde con el tiempo, y se pueden lesionar fácilmente en personas mayores. Cada rodilla tiene dos meniscos, uno lateral y otro interno.

  • ¿Como se lesionan?
    Generalmente se lesionan como consecuencia de giros o angulaciones forzadas de la rodilla, durante cualquier tipo de actividad, siendo mas frecuente la práctica deportiva.  En personas mayores se pueden lesionar con movimeintos menos fuertes, como agacharse o girar súbitamente o bajar escalones.
  • ¿Como se manifiesta una lesión meniscal?
    Se presenta dolor súbito, luego de algún trauma o movimiento.  El dolor puede pasar, pero se repite con algunos movimientos o actividades.  Pueden producirse traquidos y bloqueo articular que es una sensación de que la rodilla no puede pasar de cierto movimiento. También se puede sentir que la rodilla se “desencaja”.
  • Ver enfermedades y tratamientos de los meniscos

El Cartilago Articular

es la estructura que recubre los huesos en el sitio donde estos se articulan.  En el caso de la rodilla, recubre la porción del fémur, tibia y rótula en las zonas donde se articulan. Es un tejido altamente especializado, cuya integridad estructural asegura la durabilidad de la articulación.  Está diseñado para soportar cargas y absorver choques de la articulación.  Su integridad es fundamental para que una articulación funcione sin doler muchos años.

  • ¿Como se lesiona?
    El cartílago articular se puede lesionar como consecuencia de giros de la rodilla, traumas directos o caida de alturas. También el cartílago de la articulación de la rodilla se puede lesionar o deteriorar por desgaste, que puede acelerarse por deformiades angulares  de la rodilla, prácticas deportivas inadecuadas o predisposición de algunas personas a que su cartílago articular dure menos.
  • Ver enfermedades y tratamientos del cartilago articular

Ligamento cruzado anterior

Es el principal estabilizador de la rodilla. Se inserta en la tibia y se dirige hacia el fémur. Va de adelante a atrás y encuentra en el centro de la articulación. Sin su presencia, la rodilla sufre una serie de traslaciones y movimientos anormales, que no solo son incómodos por los sintomas que producen; de dolor y sensación de inestabilidad, sino que dañan estructuras internas como los meniscos y el cartílago articular. La lesión del Ligamento Cruzado Anterior sin tratamiento puede ser el inicio de un deterioro severo y progresivo de la rodilla.

  • ¿Como se lesiona el Ligamento Cruzado Anterior?
    Se lesiona por traumas directos en la rodilla o más frecuentemente indirectos como giros forzados, generalmente durante la práctica de actividades deportivas de contacto como futbol, baloncesto, o deportes con posibilidades de rotación severa de la rodilla, como esquiar en agua o nieve, o también como consecuencia de accidentes en vehículo automotor; moto o carro.
  • Ver enfermedades y tratamientos de ligamento cruzado anterior